Envío gratuito para todos los pedidos superiores a 75€

Cómo llenar un encendedor Zippo

Llenado de un encendedor Zippo

Tu encendedor a prueba de viento está diseñado para funcionar mejor con pedernales y líquido para encendedores premium de Zippo. Echemos un vistazo a cómo se llena o rellena el encendedor. El líquido para encendedores se evapora incluso cuando el encendedor no está siendo utilizado, así que asegúrate de mantener la tapa cerrada en todo momento. También es una buena idea rellenarlo antes de salir de viaje.

Ten mucho cuidado de no realizar los siguientes pasos cerca de una fuente de fuego o de llamas.

Para llenar el encendedor:

  1. Retira la unidad del interior de la carcasa.
  2. Dale la vuelta y levanta el protector de fieltro para dejar al descubierto el material de relleno en la cámara de combustible. (Consejo: utiliza un clip desdoblado o una herramienta similar si te cuesta levantar la almohadilla.)
  3. Satura lentamente el material de relleno con líquido para encendedores. Deja de llenarlo cuando el líquido llegue a la parte superior del paquete o cuando empiece a decolorarse. (Consejo: no lo llenes demasiado. Si se llena demasiado, el combustible se saldrá del encendedor. Evita que el líquido entre en contacto con la piel, ya que es un irritante cutáneo. Si se produjese un contacto con la piel, lava la zona afectada inmediatamente con agua y un jabón suave.)
  4. Vuelve a introducir el inserto en la carcasa, asegurándote de limpiar cualquier exceso de líquido del encendedor y de lavarte las manos antes de encenderlo. Si hubiese algo de combustible en el encendedor, límpialo o espera un poco hasta que se haya evaporado. Asegúrate de que el recipiente de combustible esté cerrado y de que no haya combustible derramado cerca del encendedor antes de encenderlo, ya que se trata de un líquido inflamable. (Consejo: si tienes pensado llevar el encendedor en el bolsillo, te recomendamos que lo coloques "por abajo".)
  5. Para crear una chispa, golpea la rueda del pedernal con el pulgar haciendo un movimiento hacia abajo. Si no aparece una llama, repite el procedimiento anterior.
  6. Si ha aparecido una llama y ya no quieres utilizarla, cierra la tapa para apagarla. Este encendedor no se apaga solo, por lo que debes cerrar la tapa.

Advertencia: dependiendo de cuánto tiempo lo utilices, te recomendamos que tengas cuidado, ya que el encendedor puede estar caliente al tocarlo.



    Utilice gasolina, mechas y piedras originales de Zippo