Envío gratuito para todos los pedidos superiores a 75€

Llenado del calientamanos Zippo

  • Asegúrate de que el calientamanos esté frío. Retira la tapa del calientamanos y extrae la unidad del quemador catalítico de la base hasta sostenerla longitudinalmente (en posición vertical, con el logotipo de Zippo). Es posible que la unidad del quemador esté apretada.

  • Vierte el líquido de encendedor Zippo en el recipiente de plástico correspondiente para 6 o 12 horas que se incluye en el paquete. No lo derrames.

  • Para calientamanos de 6 horas: llénalo hasta la línea para aprox. 6 horas de calor.
  • Para calientamanos de 12 horas: llénalo hasta el final para aprox. 12 horas de calor.
  • No llenes el recipiente por encima de la línea para tu tipo específico de calientamanos.
    • Vierte el contenido del recipiente en el orificio de llenado del calientamanos lentamente y con mucho cuidado mientras lo mantienes en posición vertical.

    • No lo llenes demasiado. Llenarlo demasiado puede provocar un mal funcionamiento y un riesgo de lesiones e incendios.
      • Mantén el calientamanos en posición vertical y vuelve a introducir cuidadosamente la unidad del quemador catalítico, asegurándote de que esté completamente asentada.

      • Limpia con cuidado cualquier exceso de combustible de la superficie del calientamanos y espera a que el exceso de combustible se evapore antes de encenderlo.

      • Asegúrate de que el recipiente de combustible esté cerrado y de que no haya combustible derramado cerca del encendedor antes de encenderlo. El combustible es inflamable.
        • Deja reposar el calientamanos en posición vertical durante al menos dos minutos antes de encenderlo para que el combustible se distribuya totalmente por el material absorbente y esté disponible para el quemador catalítico.

        • No coloques el calientamanos en posición horizontal después de llenarlo y antes de encenderlo. Si colocas el calientamanos en posición horizontal, puede entrar combustible líquido en el quemador catalítico y aparecer una llama al encenderlo.

        • Si se crea una llama visible, debe ser apagada. Por lo general, la llama puede apagarse fácilmente, pero debes tener mucho cuidado. Si fuese necesario, coloca el calientamanos en una superficie resistente al fuego y deja que la llama se extinga o apágala de manera segura.


          Utilice un verdadero calentador de manos Zippo y quemadores de repuesto