• Llene el calentador de manos con combustible para calentadores de manos Zippo que sea auténtico.
  • Con la tapa fuera del calentador de manos, sostenga la unidad de base en posición vertical con una mano y, con la otra, aplique la llama a la unidad del quemador catalítico durante aproximadamente 10 segundos. La ignición al usarlo por primera vez tras el llenado inicial puede llevar más tiempo del esperado, además es posible que tenga que aplicar la llama más de una vez. La llama puede provenir de un mechero Zippo, un mechero utilitario Zippo o un fósforo. Siga las instrucciones de uso del dispositivo de encendido. Mantenga las manos y la ropa lejos de cualquier llama. El calentador de manos funciona a través de un proceso catalítico. Después de encenderlo no hay llama. La presencia de llama tras encenderse indica un llenado excesivo. Apague la llama y deje que se evapore el exceso de combustible antes de intentar volver a encenderlo.
  • Tras haber comprobado el encendido sin llama, coloque la tapa del calentador de manos y luego póngalo en la bolsa de protección de fábrica. El calentador de manos siempre debe ser colocado en la bolsa de protección de fábrica, subministrada para prevenir su sobrecalentamiento. Su calentador de manos Zippo le ofrece comodidad y calidez durante horas. Después de encenderlo, el calor se proporciona a través de un proceso catalítico sin llama.
  • Una vez encendido no hay una forma segura de detener la acción de calentamiento. Si necesario, ponga el calentador de manos en la bolsa de protección de fábrica, colocada sobre una superficie incombustible, hasta que el combustible se agote y el calentador de manos esté frío al toque.
  • Use quemadores de recambio y gasolina para calentadores de manos Zippo que sean auténtico

 

Use quemadores de recambio y gasolina para calentadores de manos Zippo que sean auténticos


Close